El evento tiene como referencia a la sinergia que generó el proyecto Ríos Intermitentes en la XIII Bienal de La Habana.

La XXV edición del Salón Provincial de Arte Contemporáneo “Roberto Diago Querol” quedó inaugurada este 6 de marzo en la galería “Pedro Esquerré” de la ciudad de Matanzas.

Como generalmente sucede en este tipo de evento, la confluencia de formas artísticas, unidas a la diversidad de discursos visuales con diferentes conceptos estéticos y las dramaturgias visuales de cada obran se hacen presentes en un mismo espacio.

Diferentes generaciones de artistas confluyen en esta ocasión; entre los que se encuentran: Lorenzo Padilla, Julio César García, Daniel Rodríguez, Alejandro Baró, Adrián Socorro, Adriana Riera y Eddy Hernández.

Las particularidades de cada una de sus piezas le impregnan un sello muy identificativo a cada uno de ellos.

Lorenzo Padilla ofrece una simbiosis de elementos abstractos y figurativos con una impresionante carga cromática y en la que el fuerte trazo de la línea recta resulta uno de los elementos más significativos en la composición; sin dejar de mencionar por un momento las referencias a la simbología de las creencias y tradiciones afrocubanas.

Con “Rompecabezas” (vinilo sobre pvc, 120 cm x 80 cm) Julio César hace gala de su dominio de la imagen fotográfica para ofrecernos desde una visión muy singular la relación política, social, cultural y económica de dos naciones (Cuba y Estados Unidos) con un conflicto de intereses que se remonta a más de 200 años de historia. Un fotograma que a través de la inocencia infantil nos refleja una realidad contada de formas diferentes desde ambas partes del Estrecho de la Florida. Obra ganadora del Premio Codema.

El collage vuelve a estar presente en este salón con la pieza “Pasión onírica” (200 cm x 100 cm) de Daniel Rodríguez. Una mezcla de texturas visuales y táctiles logradas por el empleo además del óleo sobre lienzo, y que se apoya en la figuración a través del autorretrato para la construcción del discurso.  Una pieza que conforma parte de la nueva serie que el joven creador está realizando.

La caleidoscópica cosmovisión de Alejandro Baró conforma también parte de las propuestas artística de este certamen. Para ello el joven creador presenta unos de los fotogramas de la serie “Excombros” (90 x 150 cm), en la cual propone una singular mirada desde los códigos de la fotografía al universo de la arquitectura; capaz de extrapolarnos a universos paralelos en un tránsito desde la realidad “a la ficción” y viceversa; que le valió el galardón del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Por su parte los excelentes y bien logrados empastes del acrílico sobre lienzo en un perfecto empleo de la espátula se pueden apreciar en “El Cristo muerto, pero feliz de mi abuelo” de Adrián Socorro. Una obra en la que su autor nos propone como en otras ocasiones a la figura humana como leitmotiv de sus composiciones.

Mientras que Adriana Riera apostó por la obra “Ausencia”, con el empleo de la fotografía digital como técnica creativa.

El salón resulta un espacio para la promoción del arte contemporáneo cubano y matancero que se realiza  por estos tiempos tan visuales y estará abierto al público hasta el 20 de abril.

Lorenzo Padilla ofrece una simbiosis de elementos abstractos y figurativos con una impresionante carga cromática.

Con “Rompecabezas” (vinilo sobre pvc, 120 cm x 80 cm) Julio César hace gala de su dominio de la imagen fotográfica.

 “El Cristo muerto, pero feliz de mi abuelo” de Adrián Socorro.

El collage vuelve a estar presente en este salón con la pieza “Pasión onírica” (200 cm x 100 cm) de Daniel Rodríguez.

Continuidad de los Ríos en salón de arte

El evento tiene como referencia a la sinergia que generó el proyecto Ríos Intermitentes.

Yunier Tamayo Sánchez: autodeconstrucción

12 piezas de mediano y gran formato, en las que el autor emplea su habitual técnica mixta sobre lienzo.

Lorenzo Padilla: “yo no imito a nadie, me inspiro”

Considerado como un importante representante de la pintura cubana siglo XX, el creador regresa a su ciudad natal.

Discursos visuales desde diversos puntos de vista

La cosmovisión de creadores contemporáneos en una misma comunidad artística.

Puntos de vista desde una comunidad creativa

Creadores contemporáneos confluyen en un mismo espacio expositivo.

Dorian Agüero Anaya: discurso satírico en espacios sociales

Ofrece un panorama del mundo circundante con una fuerte carga de ironía.

La sensibilidad humana en rostro de mujer

Artista recurre a la figuración para expresar sus inquietudes visuales.

Herederos de Hatuey en tierras ibéricas

Creadores cubanos ofrecen sus discursos visuales en un mismo espacio.

Basta ya, que intento verte

Joven creador representa al arte contemporáneo cubano en España.

Carlos Artime: cuando el amor nace en el tiempo

Dos de sus más recientes obras pueden ser apreciadas en Europa.

Síguenos