Manuel López Oliva

Manuel López Oliva

Manzanillo, Granma, 1947

Correo: lomani@cubarte.cult.cu
Teléfono: (+53) 7 862-6815

Nació en Manzanillo, en el oriente de Cuba. Concluyó sus estudios de pintura en 1969, en la Escuela Nacional de Arte, entonces la de mayor nivel en el país. Se ha desempeñado como profesor consultante de esa institución así como del Instituto Superior de Arte y la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana. Es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y ha sido Presidente del Comité Nacional de la Asociación Internacional de Artistas Plásticos (AIAP). Su opinión ha sido considerada en jurados de salones de arte, bienales y concursos. Ha ofrecido conferencias y cursos sobre arte en centros de cultura, museos y universidades en diversos países. Ha realizado ilustraciones y cubiertas para varios libros y revistas. Además, ha fundado diferentes entidades culturales en Cuba. Su obra ha sido expuesta en numerosas Bienales, Subastas, Ferias de Arte y Exhibiciones Internacionales. Las más importantes colecciones institucionales de Cuba poseen obras pertenecientes a él así como múltiples colecciones internacionales de importancia.

Principales Exposiciones Personales

2018  “Open Scene”. Centro N´Namdi de Arte Contemporáneo de Detroit, Michigan, Estados Unidos.

2015   Proyecto Interactivo Cambiar la máscara, Zona Franca. XII Bienal de La Habana. Fortaleza San Carlos de La Cabaña.

2013   Exhibición Panorámica de López Oliva. Kitzbühel Country Club, Tirol, Austria.

2012   Mímesis. Exposición Antológica. Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana.

2010   Paradojas del deseo. Centro Cultural Inca Garcilaso, Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú.

2006   Cuba, Mito y Mascarada. Centro de Arte Contemporáneo John Slade Ely House, New Haven. Estados Unidos.

2003   Cuba y el Teatro del Deseo. The Bates College Museum of Art, Lewiston, Maine. Estados Unidos.

1995   En la escena. Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, La Habana.

1993   Sin catálogo. Galería La Acacia, La Habana.

1987   Signos Pictóricos. Galería Club 13 Musas, Szczecin, Polonia.

1983   Desde mi catedral. Exhibición en la Casa de la Cultura, Malmó, Suecia.

1981   Imagen y Metáfora. Exhibición en Galería de la Ciudad, Vilnius, Lituania.

1976   El otro retrato. Galería de la Universidad Nacional de Colombia.

1975   Manuel López Oliva, un artista insular. International Art Exhibition. Royal Gallery. Edimburg, Escocia.

1973   Eros, mito e historia. Exhibición en la Galería Lumière, París, Francia.

Principales Exposiciones Colectivas Internacionales

2016  Horizontes del Arte en América Latina y el Caribe. Banco de Desenvolvimiento de las Américas, Sao Pablo, Brasil.

2015  Viva Arte Viva. Artistas Cubanos Actuales. Centro Cultural de la Cámara de Diputados, Brasilia, Brasil.

2012  Fans Forever. Selección de abanicos de artistas cubanos. Museo de Arte + Diseño, Torre de la Libertad, Miami, Florida, Estados Unidos.

2009   Bye-bye Polaroid. Centre d’Art Contemporain de Basse Normandie, Francia.

2006   Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Lisboa (ARCOlisboa-06).

2006   Latinoamérica 2006. Exhibición Internacional de Arte por Selección. Toronto, Canadá.

2002   14 pintores cubanos. Galería FP, Lisboa, Portugal.

1999   Proyecto Cultural Malecón. Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Internacional Contemporáneo, Extremadura, España.

1998   Cubanías. Pinturas Cubanas. Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina.

1997   Muestra de Pintura Cubana Contemporánea. Casa de la Cultura de Isla Margarita, Nueva Esparta, Venezuela.

1996   Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO´96), Madrid, España.

1995   Muestra de Arte Contemporáneo Cubano. Museo de Arte Moderno, Santo Domingo, República Dominicana.

1994   Encuentro Latinoamericano y Caribeño de la AIAP, Sao Paulo, Brasil.

1990   Muestra de Pintura Cubana. Instituto Italo-Latinoamericano, Roma, Italia.

1987   Bienal de Pintura y Plener. Szczecin, Polonia.

1983   Exhibición de Plástica Latinoamericana. Galería Macondo, Estocolmo, Suecia.

1974   International Art Exhibition. Royal Gallery, Edinburg, Escocia.

1973  Salón de Artistas Jóvenes. Grand Palais, París, Francia.

1969  Salón de la Micropintura. Galería Lumière, París, Francia.

Otras Exposiciones Colectivas Nacionales

2010  Retratos Cubanos (Intervenciones en lienzos sobre imágenes fotográficas de Luis Areñas). Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, La Habana.

Colección del Consejo Nacional de Artes Plásticas. Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, La Habana.

1998  Tributo a la danza. Galería Habana, La Habana.

1998  Seducciones. Abanicos de maestros del arte cubano. Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, La Habana.

1996  Primer Salón de Arte Cubano Contemporáneo. Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana.

1983  Exposición del Encuentro de Escritores y Artistas Jóvenes Latinoamericanos. Casa de las Américas, La Habana.

1972  Encuentro de Plástica Latinoamericana y del Caribe. Casa de las Américas, La Habana.

1971  Exposición Cuba-Chile. Casa de las Américas, La Habana.

1970  Salón 70. Museo Nacional de Bellas Artes. La Habana.

Performances

2016  Performance instalativo Teatro de operaciones. Pabellón Cuba, La Habana.

Performance experimental Mascaronte. Centro de la Danza. XI Bienal de La Habana.

2012  Performance combinatorio y performance Retrátese con arte.

2009  X Bienal de La Habana, La Habana.

2008  Performance Escrito sobre la piel. Teatro Teresa Carreño, Encuentro Mundial de Arte Corporal, Caracas, Venezuela.

2007  Performance Escrito sobre la piel, junto al grupo teatral El Ciervo Encantado, durante la muestra de Homenaje a Frida Kahlo y Diego Rivera. Casa Benito Juárez, La Habana.

1992  Performance La toma del cielo por asalto. Espace Carpeaux, La Defensa, París, Francia.

1983  Performance Gestal. Casa de la Cultura de Estocolmo, Suecia.

Algunos Premios y Menciones

1980   Mención, Salón Nacional Carlos Enríquez, La Habana, Cuba.

1974   Segundo Premio, International Art Exhibition, Royal Gallery, Edinburgh, Escocia.

1973   Mención, Salón de Artistas Jóvenes (Bienal), Grand Palais des Beaux-Arts, París, Francia.

1972   Premio del Club de la Prensa. Feria Internacional de las Artes, Museo de Lund, Suecia.

1969   Primer Premio, Salón de la Micropintura, Galería Lumière, París, Francia.

1968   Premio Adam Montparnasse, Salón de Mayo de París, Francia.

Distinciones recibidas:

Distinción por la Cultura Nacional. Ministerio de Cultura de Cuba.

Premio Nacional de Crítica de Arte Guy Pérez Cisneros, por la obra de toda la vida. Consejo Nacional de las Artes Plásticas.

Diploma al Mérito Artístico. Universidad de las Artes de Cuba.

1976 Premio Internacional al Crítico de arte más destacado. Diario L’Humanité, París, Francia.
 

Leer más

Análisis crítico de su Obra

NELSON HERRERA YSLA

Crítico de arte, poeta y arquitecto cubano. Es curador del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y de la Bienal de La Habana.

“López Oliva acentúa deliberadamente lo específico decorativo —si se quiere entender así alguna de sus obras— con toda intención esteticista, de la misma manera que el hombre y la mujer, en la vida moderna, acentúan color de pelo, adornos, modalidades infinitas de ropa y calzado, dibujos tatuados, piercings, en tanto recursos para confundir lo funcional con lo bello.

Su pintura no es agresiva; tampoco es complaciente o dulzona. Está más cerca de lo meditativo y racional, del costado reflexivo que de la esfera emotiva. Se adentra en uno de los problemas centrales de discusión del mundo contemporáneo: la moral. Los cambios vividos en los últimos decenios confirman la urgencia de prestarle atención a la cuestión ética, por cualquier medio a nuestro alcance. Y el arte tiene esa posibilidad desde una situación bien diferente a la de otras disciplinas humanísticas, tal como hicieron en épocas pasadas notables artistas e intelectuales cubanos.

Mediante telones de boca, cortinas, escenarios, disfraces, máscaras, el artista va tejiendo una red de símbolos decodificables para el espectador. Quiere participar del debate actual desde una posición modesta, sin estridencias ni espectacularidades, estimulado por el desconcierto que tal asunto provoca hoy entre las personas, y que también somete a prueba nuestra capacidad de resistencia. Sus obras pactan con lo sutil, con los bordes de ciertos ideales que pugnan por el mejoramiento humano, en franca oposición al oportunismo y la frivolidad. De ahí su ambivalencia, el juego de apariencias que oculta en el espacio pictórico y que hacen del proscenio un simulacro (de la realidad y de la obra en sí) de acuerdo con una lógica post-conceptual en el arte contemporáneo.

Sus lienzos se ubican a medio camino entre lo iconográfico y la metáfora —más de esta, pienso yo—, entre la descripción y el símbolo, entre la síntesis gráfica y el entramado barroco. Pecan quizá de eclecticismo, pero se reconocen como piezas insertadas en una cultura asaz ecléctica —y no tan barroca como se suele considerar—. Entre la parafernalia del carnaval y el teatro se mueven algunas de nuestras principales coordenadas como sociedad y nación, y esto lo reconoce López Oliva desde su espacio de peculiar creación pictórica.

Ello ha significado una nueva materia prima para su obra; nada le es ajeno ni novedoso ciento por ciento aunque sí sorpresivo, ahíto de asombro según el canon lezamiano a la hora de asumir la creación. Como pez en el agua se mueve este artista: la Habana Vieja ha sido desde mucho tiempo atrás su entorno natural. De ese hábitat barroco y caótico hoy, en plenitud de efervescencias sociales y éticas, por momentos circense (por así decirlo en notación metafórica y asaz popular), surgen otros personajes en sus obras para apoyar esos modos de enunciar y describir cuanto sucede a toda velocidad a su alrededor. Un pintor contextual imbuido de sensibilidades formadas en lo histórico del arte y la cultura, es en líneas generales Manuel, como pocos le dicen.”

Tomado de Nelson Herrera Ysla. Basado en “López Oliva. Una vuelta de pintura”, Reflexiones de tanto mirar. Ediciones Ávila, Ciego de Ávila, Cuba. 2004. Pp.112-119

DONNA GOLD (EE.UU)

Crítico de arte

“El arte de López Oliva ofrece tantas dimensiones de significado y sensualidad, sobre lienzos exquisitamente texturizados, que no parecen cuadros pintados. Cada figura se caracteriza por bordados de cintillos que acentúan a los sujetos quienes, a la vez, lucen patrones coloridos que parecen más bien formados por múltiples capas de tejido. Con todo lo impactante que es su estilo denso y maravilloso, hay que decir que en ningún momento amenaza nuestro sentido de lo clásico.”

Tomado de “Cuba y el teatro del deseo”. Revista Art New England. Diciembre 2003 – Enero 2004. Brighton, MA. EE.UU.

JORGE BERMÚDEZ (La Habana, Cuba)

Crítico de arte, narrador y presidente de la Cátedra Conrado Massaguer de la Universidad de La Habana.

“La más reciente pintura de López Oliva no es ajena a esta realidad. Quizás, por ello, sus nuevos asuntos —aparentemente desorientados en una bruma citatoria— emergen como de un sueño barroco recién reconocido: la representación de la vida como teatro. Tan propia de aquellos carnavales cubanos como de las primeras experiencias artísticas del pintor, las máscaras —ahora de vuelta— reclaman su espacio. Pero he aquí la excepción: ellas no representan, significan. Enmascararse no es ocultar, sino recapitular, reciclar códigos; pero sin rendirle homenaje a la copia. Deshechos en su propio tiempo y espacio, los referentes rinden su original en la distancia. Los códigos manipulados solo emergen con la reflexión, con el conocimiento. Las artes del atrezo dan paso a la intimidad de los actores, a la impunidad del arte para deconstruir relaciones. La máscara se hace soberana, que es como hacerse sentimiento.”

Tomado de “De catedrales y máscaras”. Revista Opus Habana, Vol. III, no. 1, 1999, Pp. 40-47.

DRA. LILLIAN GUERRA (Florida, EE.UU)

Historiadora, ensayista y poeta

“Tan sensuales como intelectuales, tan contemporáneos como clásicos, los temas heroicos y las texturas tropicales de la obra de López Oliva representan una serie de ideas eclécticas, híbridas y, muchas veces, paradójicas. Su obra trasmite un sentimiento de añoranza por la utopía, tan fuerte como los sentidos exuberantes de ilusión y esperanza que también evoca. Completadas con símbolos inequívocamente caribeños tales como el mango o la palma en miniatura, las cortinas y las vestimentas suntuosamente bordadas, que abrazan las imágenes centrales de las obras, nos revelan los códigos sencillos de identidad que muchos observadores estadounidenses suelen asociar con el arte cubano. Trátense de los arquetipos de la mitología grecorromana, la poesía dramática del siglo XIX, como de la obra Brandde HenrikIbsen, o de las leyendas neo-medievales del carnaval y los bailes de máscaras, estas pinturas confiesan una identificación orgullosa con la cultura, la historia y la política de Cuba.”

Tomado del catálogo de la exposición Manuel López Oliva. Cuba, Mito y Mascarada, 2006. Centro de Arte Contemporáneo John Slade Ely House, New Haven, EE.UU.

KIRENIA RODRÍGUEZ PUERTO (La Habana, Cuba)

Historiadora del arte, decana y profesora de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana.

“La obra de López Oliva denota, a su vez, una poética del complemento —si teóricamente pudiera existir—, en el valor intertextual de apropiación de todo aquello válido como motivo artístico, como recurso plástico o como presupuesto conceptual. El creador se completa con el crítico y viceversa, la máscara con el rostro, el hombre con el escenario, el filósofo con el comunicador, el mundo clásico con el contemporáneo. Los pares complementarios, actuantes en simultaneidad se manifiestan desde las imágenes y las palabras.”

Tomado de “La poética del desplazamiento”. Revista Arte por Excelencias, Vol.IV, no. 13, 2012, Pp. 46-51.

VIRGINIA ALBERDI (La Habana, Cuba)

Escritora, ensayista, curadora y crítico de arte.

“Pero como los caminos del arte para López Oliva no son directos, sino oblicuos como corresponde a una visión que se ha ido formando como parte de su comprensión de la propia historia del arte, el pintor opta por proponer metáforas que exigen al espectador involucrarse como lo haría en la platea de un teatro. Porque las tramas teatrales y rituales de la pintura de López Oliva, plasmadas con cierto regusto neobarroco en la mirada, trascienden las interpretaciones lineales. […] El uso recurrente de las máscaras no debe ser obstáculo para la contemplación. Por el contrario, detrás de ellas palpita, desnuda, el alma humana, sus grandezas y miserias, sus altibajos. Recuerdan y confirman, en todo caso, la carnavalización, según la teoría de Mijaíl Bajtín, como procedimiento para develar esencias.”

Tomado de “La desnudez de las máscaras”. Periódico Granma, 8 de febrero de 2012, Año 16, no. 38.

RUFO CABALLERO (La Habana, Cuba)

Crítico de arte y ensayista.

“La capacidad crítica de este artista se permite recrear y revisar casi toda la historia del arte, del punteado puntillista al gesto informal, del expresionismo figurativo a la abstracción geométrica, incluyendo la réplica virtual a estilemas de otros lenguajes, como el tapiz, el vitral, la ilustración, el mosaico o la miniatura; así como en el teatro total convoca al mimo, la acrobacia, la danza y la pintura. Hábil manera de tornar la aparente beatitud de la factura contemplativa en una trampa funcional que al más retórico convierte en cómplice, evidenciando de paso que la belleza y la acritud no tienen porqué excluirse.”

Tomado del texto para el plegable de la exposición de López Oliva titulada Sin catálogo, Galería La Acacia, 1993.

HORTENSIA MONTERO (La Habana, Cuba)

Investigadora, curadora y crítica de arte.

“López alude al propio proceso interno de construcción de la imagen que en él funde metáfora y símbolo, hieratismo clásico y festejo de la piel, apariencia y voluntario afán de ocultar para decir, composición de secuencia fílmica detenida y tropo polisémico, poética sentida y provocación a la mirada y al pensamiento. Signos y juegos basados en la paradoja que, de cierta manera, expresan su filosofía personal sobre lo humano, lo histórico, lo circunstancial y lo eterno. Teatro de la pintura y teatro performático, donde lo feo es propósito y no resultado, eje del diálogo tramposo con los espectadores, desplegado en una pintura-otra de síntesis, donde muchos de los caminos plásticos y códigos sensitivos, sensoriales y racionales de la visualidad se orquestan.”

Tomado de “Nada es lo que parece”. Texto principal del catálogo de la exposición Mímesis. Museo Nacional de Bellas Artes. La Habana. Enero-abril del 2012.

CARINA PINO SANTOS (La Habana, Cuba)

Crítico de arte y profesora de Historia del Arte de la Universidad de las Artes (ISA).

“El Neobarroco se acentúa en sus más recientes obras pictóricas. Son persistentes sus alusiones a alegorías como la mascarada, el deseo, lo intangible e innombrable de los cánones instituidos frente a la savia de la vida misma. Las metáforas aparecen siempre de forma muy densa, igualmente sucede con lo paradójico en sus personajes y motivos, nada descriptivos ni facilistas, sino modos de expresar mediante figuras poéticas como la inocencia, la veracidad y lo aparencial que aparecen realzadas en la presencia de figuras enigmáticas o en sus citas a dramas donde la simulación teatral adquiere primacía en el mensaje.”

Tomado de “López Oliva en Bellas Artes”. Periódico Digital Cubarte, 1ro de febrero de 2012.

Deney Terry (La Habana, Cuba)

Historiadora del arte y curadora

“Integración pintura-performance en el quehacer artístico de López Oliva

Podría decirse que el performance en López Oliva actúa como una extensión de su obra pictórica y viceversa, ambas usando como referente visiones de la plástica, la literatura y los mitos universales. El performance de madurez aparece con posterioridad a sus pinturas, por lo que la completa, al asumir la dinámica teatral como recurso de expresión. Son representaciones metafóricas vivas que se nutren de este principio, e incorporan elementos del ámbito escénico como el cortinaje y el atrezo; incluso toman prestadas nociones de la estética dramatúrgica, entre ellas la llamada Cuarta Pared y la proxemia.

También en las obras bidimensionales de este artista se descubre la intención performática a través de texturas vibrantes, la relación integrada de figura y fondo, y una especie de sensación de movimiento y gestualidad frontal que remite a los actores en un retablo. Así advertimos cómo los personajes entran y salen del cuadro-escena. En este sentido, la máscara actúa como símbolo plural que sugiere mutación, dualidad y acto de simulación a partir de los constantes cambios de identidad que los personales portadores asumen. Otro detalle singular es que su tipología performática integra, además, la obra bidimensional puesta en sucesión virtual, como sucedió desde los propios orígenes del cine, a la vez que hace suyo el denominado concepto Cuadro Ventana, que se hace presente en las proyecciones digitales, e igualmente en la referencia al marco físico de la pintura.

En los performances de López Oliva, que a veces elabora en equipo con teatristas y coreógrafos, se nota la postura hierática de los personajes pintados por él, transferida a las pequeñas “puestas escénicas pictóricas”. La integración de su pintura al performance se logra a plenitud por la inserción de otros recursos del arte contemporáneo, como el Body Arty el BodyPainting, además del tatuaje virtual y las video-proyecciones digitales. En ambas formas de expresión existe una marcada intención no solo reflexiva sino sensorial, principalmente en el plano erótico y con especial interés en las emisiones de la libido inherentes a su poética. En los dos casos —pintura y performance— se reconoce una hibridez, que más allá de lo cultural —derivado de la formación erudita del autor—, es muy formal; porque se nutre de todo el reservorio de imágenes provenientes de la historia del arte universal, donde se incluye lo conceptual, que opera de manera dialógica, a modo de representación teatral frente al público, valiéndose de símbolos que actúan como significantes complejos y proveen a las obras de un sentido plural y multidireccional”

 

 

Traducir:

Subscríbete

Te propone un arte diferente

Abre tus puertas

Abre tus puertas