Frank David Valdés Hernández

Frank David Valdés Hernández

Matanzas, Cuba, 1988

Correo: pirulopeluso@gmail.com

Profesor de Diseño Escenográfico en el Instituto Superior de Arte (ISA). Miembro de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. Diseñador de la Editorial de libros manufacturados en Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba; con colecciones en el Museo de Arte Contemporáneo (MOMA)

Estudios Realizados

2011- 2016 Instituto Superior de Arte ISA

2003 – 2007 Academia de Artes Plásticas “Roberto Diago Querol”, Matanzas, Cuba.

Exposiciones Personales:

2017   “Blanca vs Elena”. Galería El Rinoceronte: Instituto Superior de Arte. La Habana Cuba.

2016   “El horizonte sagrado de las apariencias”.  Galería Juanito Hernández del Canal Educativo. Calle 23 y P, Vedado, La Habana, Cuba.

2015   “Gasolina”. Museo del Ron Havana Club. La Habana, Cuba.

2014   “Pastelería Creativa”. Galería del San Juan de las Ediciones Vigía. Matanzas, Cuba.

2013   “Música de Estación”, Galería Pedro Esquerré, Matanzas, Cuba.

2010   “Ya no son muchos los que miran al cielo”. IX taller Internacional de Teatro de Títeres, Sala Teatro Papalote, Matanzas, Cuba.

Exposiciones colectivas

2018    Feria de Arte de Beirut, Líbano

2017   “Post – it 4”. Arte Cubano Contemporáneo.

“Imaginarios del libro arte”. Casa del Libro, calle del Cristo, Viejo San Juan, Puerto Rico.

2016   “Me Gusta”. Casa Museo Oswaldo Guayasamín. La Habana, Cuba.

“Harakiri”. Casa de Cultura de Plaza; 7ma y 8. La Habana, Cuba.

2015   “No le temas a los colores estridentes”. Galería Minas (h) Morro Cabaña.      XII Bienal de La Habana, Cuba.

“El último escondite”: Estudio – taller ISA (Facultad de Arte Teatral). II parte. Colateral a la XII Bienal de La Habana, Cuba.

“El paraíso de Freya”. XII Bienal de La Habana, Cuba.  Miramar 601, La Habana, Cuba.

“Mi libro, mi casa” Libro de Artista. Museo de Arte de Matanzas.

“El rincón del vago”. Centro Hispanoamericano. La Habana, Cuba.

2014   “Sangre Fresca”. Galería Espacio 34, Varadero, Matanzas, Cuba. XXII  Salón Roberto Diago  Querol, Matanzas, Cuba.

2012   “Halterofilia Tomo II”. XI Bienal de La Habana. ISA, La Habana, Cuba.

“Ocupación 13”. XIV Festival de Teatro de La Habana, Facultad de Arte Teatral EISINOR, ISA, La Habana, Cuba.

2011   “Prófugos del Glamour”. Balada Tropical. Presentación en la Facultad de Artes Plásticas, ISA, La Habana, Cuba.

2009   “Las armas de Uruk”. Sede Vivarta Teatro. La Habana, Cuba.

Colecciones

Estados Unidos, Alemania, Suiza, México, Polonia, Canadá y Siria.

Trabajo profesional en el diseño de libros

2017   “El Poeta” de Hugo Odelín Santana. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2016   “Radar” de Yeilén Delgado. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“La flor del cactus” de Frank David Valdés Hernández. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Cristóbal Colón y otros locos” de Pedro Monge. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Un jardín que escribía cartas de amor” de Luis Yuseff. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2015   “Lydia Cabrera en su laguna sagrada”  de Natalia Bolívar Aróstegui y     Natalia Bolívar del Río. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Todo lo que en silencio es lenguaje” de Ledo Ivo. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2013   “El de la mancha no va al paraíso” de José Milián. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2012   “Nokán y el maíz y el tambor de Ayapá” de Dania Rodríguez. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2011   “Crónicas del primer día” de Ercilio Vento Canosa. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Ciertos nombres de amor… y otros versos desesperados” de Lidia Meriño. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Historias del viejo sapo sabio” de Magaly Sánchez Ochoa. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Postal de peces” de Rey Montalvo. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2010   “El señor López y otras invenciones” de Rigoberto Rodríguez Entenza. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Aromas de Rocío” de Miriam Rodríguez. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2009   “El peso de la vida” de Ariyawansa Ranaweera. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“La república del zapato” de Alberto Copa. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2008   “Béisbol” de Ulises Rodríguez Febles. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

“Otra vez Jonás” de Félix Miguel García Pérez. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.

2007   “Partir hacia tierras nuevas”, antología de clásicos de la poesía universal. Ediciones Vigía, Matanzas, Cuba.
 

Leer más

Análisis crítico de su Obra

Esta muestra confirma la idea cíclica de los temas en el espectro del arte cubano. Las causas de que emerjan una y otra vez en la irresolución de los conflictos, que se agudizan, perennes, en el espectro de las problemáticas contemporáneas.

Otra vertiente que se destaca por su manera de hacer y de insertarse con una visualidad distintiva es la pintura de Frank David Valdés. Limpio, elegante, chillón; estas obras refrescan la densidad conceptual y en medio de su “escándalo” visual, apunta a otros comportamientos que señalan una vocación intensamente estética desde el objeto más que de la pintura. El color irrumpe y modela los planos bidimensionales con una exuberencia que en ocasiones dirige su tono hacia lo expresivo. Esta obra es vigorosa, seductora, egocéntrica, moderna y a la vez introspectiva. Una introspección lúdica, plena de choteos, cinismo vitales y posturas irreverentes. Como dice el artista: “Todo el mundo sabe que hacemos apostando todo el dinero que nos quedó en los bolsillos con el único próposito de sentir lo que es correcto. Somos consecuentes con nuestros principios y regalamos a la Tierra un manifiesto imposible de memoriza”.

Hay un tono despreocupado y vitalista en todo sentido, que se expande en los otros modos de hacer en su obra, donde el collage es el medio de establecer conexiones de espíritu dadaista con objetos y colores impresionistas que reedefinen funciones para el objeto artístico con una funcionalidad vacía que apunta a una sinergia existencial con el instante mismo que transcurre. Con un aliento visual que recuerda a la obra de Ezequiel, posturas a lo Rimbaud, con fuertes débitos a la obra de Bukowski. Toda una estética donde lo difuncional opera como materialidad estética, a modo de acontecimiento de la representación.

Francamente, no pongo la mano en la candela aseverando la presencia de una investigación concienzuda de la representación. Toda representación se me antoja a un silojismo, a veces existencial, a veces palpable, en su urgente materialidad. Su quehacer me parece más un fluir aleatorio de imágenes que se instauran como los poemas dadás. De cualquier manera, la respuesta estética fungee como contracción visual. Tengo la fuerte  impresión que implica una sensorialidad específicamente táctil, palpable, física.

Hay en este sentido una fuerte voluntad de escape hacia el momento estático. Una instancia de presencia mantenida a un mismo nivel. En dirección, funge a favor de una temporalidad híper presente singularizada por su densidad material.

Además del color plano, estridente por momentos, bien puesto y nítido; destacan toda una gama de apropiaciones enfáticas de la escala urbana, de la grafía de las expresiones burdas y del grafiti, un desdibujo de raíz expresionista. Todo un arsenal que emparenta la visualidades actuales, en una voracidad que no distingue entre patrones y mitos que vienen sea lo mismo arte, el teatro, el cine y la vida que transcurre. Es una de las maneras en que se confirma el rasgo pseudo, que desdibuja el precedente, lo diluye en una insistencia inmanente, y se instaura al presente desde un limbo con excedencias estéticas y grandes sorbos de dosis vitalista

En Avistamientos y encantamientos cíclicos , ensayos de Vientos Estacionarios. Las artes visuales en Matanzas después de la crisis, de Helga Montalván.

 

 

En las creaciones de este autor, muy polifacético por cierto (explora la fotografía, la pintura, el collage, etc), encontramos diversas influencias y referenciales de los grandes maestros del arte cubano y universal. En sus dibujos de diversos formatos, localizamos un imaginario muy personal sobre cartulina y papel kraft; una fuerte corriente neoexpresionistas corre por sus venas, desde Antonia Eiriz hasta la estética grotesca, sensual y surrealista de Roberto Fabelo. Sus tetas, de colores estridentes y contrastantes, responden a un lirismo seductor que hacen que el espectador sienta que algo sucede en le interior de las obras; en ocasiones vemos representaciones de su sonrisa, la que refractante, nos obliga a cambiar nuestro estado de ánimo. El uso de la espátula, le ha permitido crear en sus lienzos excelentes texturas y empastes, que dan la sensación de tridimensionalidad y que el objeto mostrado cobra vida propia. En cada uno de sus cuadros podemos establecer lecturas muy próximas al contexto en el nos movemos hoy en día, su lenguaje plástico – que va desde la autocomplacencia hasta la más crítica académica – nos acerca a un período de cambios que vive nuestra sociedad.

Daniel G. Alonso

Traducir:

Subscríbete

Te propone un arte diferente

Abre tus puertas

Abre tus puertas