Alexander Lobaina Jiménez

Alexander Lobaina Jiménez

Holguín, Cuba, 1968

Correo: alobaina@gmail.com
Teléfono: (+53) 55207698

Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Ha impartido clases en la Escuela Profesional de Artes Plásticas de la provincia de Holguín. Dentro de su quehacer profesional ha trabajado como especialista y curador en el Centro Provincial de las Artes Visuales de Matanzas y Holguín. En noviembre de 2016 realizó una residencia artística en la Fundación Guapamacátaro, Maravatío, Michoacán, México.

Reseñas sobre su obra han aparecido en publicaciones culturales periódicas y virtuales de Cuba y el extranjero.

Actualmente trabaja como curador y especialista de programación en el Centro Provincial de las Artes Visuales de Matanzas.

Estudios realizados

1980-1983   Escuela Elemental de Artes Plásticas, Holguín.

1983-1987   Escuela Profesional de Artes Plásticas, Holguín.

1987-1992  Licenciatura en Educación Plástica. Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”, Habana.

Principales exposiciones personales

2017   Tamales, fresas y tequila reposado. Galería de Arte Pedro Esquerré, CPAV, Matanzas. Cuba.

Azul, rojo, y blanco. Colegio dominicano de artistas plásticos, CODAP. Santo Domingo, República Dominicana.

2016  La Nueva Relación. Galería de Arte Pedro Esquerré, CPAV, Matanzas. Cuba.

Sinergia o la terapia infinita. Museo Nacional de la República, Brasilia. Brasil.

2015   Men grow breasts. Sede Provincial de la UNEAC, Holguín. Cuba.

2014   Fervor de Cuba II. Galería SET, Seminario Evangélico de Teología, Matanzas. Cuba.

2013   Memorias de Período Especial II. Galería sede Provincial de la UNEAC. Matanzas. Cuba.

Zona de Defensa. Galería Cristo Salvador. La Habana. Cuba.

2011   Sinergia II .Galería de Arte de Perico, Matanzas. Cuba.

2010   Sinergia o la terapia sin límite. Galería de Arte, Sol y Mar. Varadero, Matanzas. Cuba.

2007   Memorias de Periodo Especial. Galería Fausto Cristo, UNEAC, Holguín. Cuba.

Level Complete. Galería de Arte de Cárdenas, Matanzas. Cuba.

2006   GREEN LEWITT. Galería de Arte Pedro Esquerré, CPAV, Matanzas. Cuba.

2005   De la historia de una gloriosa experiencia. Centro Provincial de las Artes Visuales, Matanzas. Cuba.

De la seducción del poder. Galería de Arte, Colón, Matanzas. Cuba.

2004   Pinturas .Galería Hotel Meliá Varadero, Varadero, Matanzas. Cuba.

2003   Construyendo la Utopía del Héroe Cotidiano (con Javier Díaz). Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

2002   Homenaje a Paul Klee. Galería FCBC, Varadero, Matanzas. Cuba.

Tema del traidor y el héroe. Centro Provincial de las Artes Visuales, Matanzas. Cuba.

1999  Todo tipo de cabello (con Rubén Hechavarría). Museo Farmacéutico, Matanzas. Cuba.

1998  El todo cotidiano. Galería Fausto Cristo. UNEAC, Holguín. Cuba.

Haciendo Historia. Sin Concesiones, (con Rubén Hechavarría). Casa de Iberoamérica, Holguín. Cuba.

1996  Eros, Thanatos y la filantropía. Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, Habana.

Memorias del día de Antes. Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, Cienfuegos. Cuba.

1994  Evidencia Tópica. Galería Arte, Sol y Mar. Varadero, Matanzas. Cuba.

Yoo-Hoo! Un grito al Arte. Galería Fayad Jamís. Alamar, Habana. Cuba.

Good Morning…Malevich!. Sala Electa Arenal, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1993  Post Realismo (con Néstor Arenas). Galería Transitoria, Museo Provincial La Periquera, Holguín. Cuba.

Fervor de Cuba. Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Se busca vivo o muerto. Galería de Arte Universal, Santiago de Cuba.

1992  Big Painting (con Alejandro Mendoza). Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1990  Retórica. Taller de Grabado, Holguín. Cuba.

1987  Paisaje. Homenaje a Lezama Lima, Escuela Profesional de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1989  Tradición y contemporaneidad. Galería de Arte, Matanzas. Cuba.

 Principales exposiciones colectivas

 2018  O Tempo de Nossas Vidas, Casa da Cultura da America Latina, Brasilia, D.F. Brasil.

La Caza Invita. Galería de Arte Pedro Esquerré, CPAV, Matanzas. Cuba.

2017   Con D’ Dibujo. Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

2016  The benefits of domestication. Galería Espacio 34, Varadero, Matanzas. Cuba.

Horizontes da Arte na América Latina e Caribe, CCBB, Brasilia. Brasil.

The Many Faces of Fidel. Cuban Art Space, NYC, New York. Estados Unidos.

Con D’ Dibujo. Sala No. 1. Galería Provincial de Arte “Oscar Fernández Morera”. Sancti Spíritus. Cuba.

Alegorías proféticas y otras aberraciones. Fundación Guapamacátaro. Maravatío, Michoacán. México.

2015   Visión Interior. Hotel Pernik. Holguín. Cuba.

Arte soy (Homenaje a José Martí). Sede de la UPEC, La Habana. Cuba.

2014   Muestra Pictórica Holguín–Brasil. Hotel Pernik. Holguín. Cuba.

Arte soy (Homenaje a José Martí). Casa del Alba Cultural. La Habana. Cuba.

2013  De donde crece la palma (Homenaje a José Martí). Galería Esteban Chartrand. Sede Provincial de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

Arte soy (Homenaje a José Martí).Casa Museo del Bicentenario. Buenos Aires. Argentina.

Km 100. Museo de Arte de Matanzas. Matanzas. Cuba.

Retórica del Neo-Post. Galería Holguín, Holguín. Cuba.

2012  Homenaje a José Fundora. Galería Esteban Chartrand de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

2011  Rutas y Andares. Galería Arte, Sol y Mar. Varadero, Matanzas. Cuba.

Muestra de apertura Galería Esteban Chartrand de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

2010  Pinturas. Galería Arte, Sol y Mar. Varadero, Matanzas. Cuba.

Arquitectura Ingrávida. Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, Ciudad de la Habana.

Del Pensamiento a la Imagen. Homenaje a José Martí. Galería Casa de Cultura Bonifacio Byrne. Matanzas. Cuba.

2009  Just Time. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

El Camino más Corto. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

V encuentro internacional de poesía visual. Casa Nacional de las Letras Andrés Bello. Caracas, Venezuela.

2008  Game Over. Sala Polivalente, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

2007  Soplos al Espacio. Casa Museo José Lezama Lima. La Habana. Cuba.

Segunda Muestra UNEAC. Galería Sede Provincial de la UNEAC, Holguín. Cuba.

2006  Cuba de Fiesta. Galería Arte, Sol y Mar, Varadero, Matanzas. Cuba.

Calles Paralelas. Galería Mariano Rodríguez, Villa Panamericana, La Habana. Cuba.

La Cruzada. Proyecto Artístico Cultural. Sala Electa Arenal, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Homenaje a Yves Klein. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

2005  Exposición Apertura de la Havana Art Gallery. Lancashire, Inglaterra.

2004  Subasta Havana on line. Galería Galiano, Ciudad de la Habana. Cuba.

2003  El Paradigma y las Nueces. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Imagen y Secularidad: Homenaje a José Martí. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

“Operation Mankind”. Kunstkabinett, LBK, Hamburgo, Alemania.

Homenaje Detenidos Desaparecidos. Temuco, Chile.

150 Cartulinas a Martí. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

2002  Papeles de Cuba (Diez artistas de Matanzas). Latinoamerican Art Museum. Pomona, Los Ángeles, E.U.

Bordeando. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

2001  Piense Aquí. Rio Claro, Sao Pablo, Brasil.

Crea(c)tive & Fantastic. International Mail Art Show. Academia D´Arte di Pisa. Italia.

¿Estamos en las Nubes…? El Taller de Zenón, Sevilla, España.

Homeless. Internationals Mail Art Projekt. Willy Brandt Haus, Berlín, Alemania.

Ángeles Asolados. Centro Cultural ¨Les Chiroux¨, Lieja, Bélgica y en “Ontmoetingscentrum´t Ghelandt”, Menen, Flandes.

2000  Cruces de la Tierra. Museo de Arte Contemporáneo, Santiago de Chile.

La Canción del Siglo XX. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Del San Juan al Yurumí. Galería Hotel Meliá Varadero, Matanzas. Cuba.

“Carnival” International Mail Art Show. Museo Civico di Massaciuccoli, Massarosa-LU, Italia.

Novel Peace Project. Windsor, Ontario y Ottawa, Canadá.

Only Personal Things. Rio Claro, Sao Pablo, Brasil.

1999  Mi Cabeza y Yo. Museo de Arte, Matanzas. Cuba.

Reencuentros. Galería Arte, Sol y Mar, Varadero, Matanzas. Cuba.

Muestra Internacional de Arte Correo. Romerías de Mayo. Biblioteca Provincial Alex Urquiola, Holguín. Cuba.

Iberoamérica: Tradición, Modernidad y Postmodernidad. (Muestra Internacional de Arte Correo). 7ma Fiesta de Cultura Iberoamericana. Centro Provincial de A. Plásticas, Holguín.

Babel: la Torre Cubana. Universidad Politécnica de Barcelona, España.

ECO-ART. Cuban Artistic Paper. Hasselt, Bélgica.

Arte Postal hacia el Nuevo Milenio. Museo de Filatelia de Oaxaca, A.C. México.

1998  Hoy no soy de mi yo, soy del ajeno. Sala Pequeña, Centro Provincial de A. Plásticas, Holguín.

Limpiando Libertad. Sala Pequeña, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Diez visiones del paisaje. Casa de la UNEAC, Holguín. Cuba.

Exposición Taller de Papel Manufacturado de Holguín. Hotel Ambos Mundos, Habana.

STOP. Museo de Arte Contemporáneo y Universidad de Chile. Santiago de Chile.

Who´s Clemente Padín? Montevideo, Uruguay.

Sabor del Trópico. Galería Espuela de Plata. Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, Habana. Cuba.

1997  Los que ya no están. Sala Alternativa, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

How the hell do you pronounce Malevich. Fondo Cubano de Bienes Culturales, Holguín

All we need is Love. Centro Provincial de A. Plásticas, Holguín. Cuba.

Proyecto Paisaje 1. Galería Casa de Iberoamérica, Holguín. Cuba.

1996  La Vocación Unívoca. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Amor sin Fronteras. Prólogo para un Proyecto sin Límites. Galería Casa de Iberoamérica, Holguín. Cuba.

Retórica de la Metáfora I. Ensayo para una Antología. Museo Provincial La Periquera, Holguín. Cuba.

Im Memorian Guillermo Deisler. Sala Juan Egenau, Facultad de Artes, Universidad de Chile. Santiago de Chile.

1995  Exposición Internacional de Arte Correo. Museo Nacional Palacio de Bellas Artes, Habana. Cuba.

Imagen y Secularidad. Homenaje a José Martí en Centenario de su caída. Sala Polivalente, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Exposición Internacional de Arte Correo. Biblioteca Gener y Del Monte, Matanzas. Cuba.

Didáctica del Otro. Galería Casa de Iberoamérica, Holguín. Cuba.

Didáctica del Otro II. Sala Polivalente, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas.

Cruzada San Jorge. Expo Itinerante de la A.H.S. Galería UNEAC, Matanzas. Cuba.

1994  Plástica Contemporánea de Holguín. Mesón de la Villa, Monterrey, N.L. México.

We Love Indiana. Sala Pequeña, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Diez del Pop al Post. Sala Polivalente, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas.

Donde las Sombras Temen Andar. Galería Casa del Joven Creador, Santiago de Cuba. Cuba.

Espacio para el Humor. Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1993  San Valentín: Aparición II, Galería La Sala Oscura, Holguín. Cuba.

29 Artistas Jóvenes. Sala Electa Arenal, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Plástica Holguinera Contemporánea en Monterrey. Galería Centro Cultural de Monterrey, N.L. México.

Diecisiete en un Arcoíris Dorado. Sala Electa Arenal, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Elogio del Alba. Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1992  Todos Abstractos, Centro Provincial de A. Plásticas, Holguín. Cuba.

NEO-POST. Un Realismo Relativizador. Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1990  Exposición de Apertura Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Colecciones de pequeñas cosas, Galería La Sala Oscura, Holguín. Cuba.

Texto con Contexto, Galería La Sala Oscura, Holguín. Cuba.

Género Paisaje, Galería La Sala Oscura, Holguín. Cuba.

Interiores. Exposición colateral IV Bienal de la Habana, Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, Habana. Cuba.

1991  La Ciudad. Galería La Sala Oscura, Holguín. Cuba.

1989  Religión: propuestas y reflexiones. Casa Estudiantil, Instituto Superior Pedagógico E. J. Varona, Ciudad de la Habana. Cuba.

No Tiene Nombre. Casa de la Cultura, Holguín. Cuba.

Salones

2018  Salón 325. Galería de Arte Pedro Esquerré, CPAV, Matanzas. Cuba.

2017  Salón de Paisaje Leopoldo Romañach, Galería Espacio 34, Varadero, Matanzas. Cuba.

2016  XXV Salón Provincial de Artes Plásticas “Roberto Diago”, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Salón de Invierno de la UNEAC. Sede Provincial de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

2012  XXI Salón Provincial de Artes Plásticas “Roberto Diago”, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

2011  Salón de Invierno de la UNEAC. Galería Sede Provincial de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

Salón de Premiados, XX Salón Prov. de Artes Plásticas “Roberto Diago”, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Salón de arte religioso cristiano: La Caridad nos une. Galería Sede de la ACAA, Matanzas.

X Salón de Invierno de la UNEAC. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Salón de premiados en Salones de la UNEAC. Galería Sede Provincial de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

2010  XIX Salón Provincial de Artes Plásticas “Roberto Diago”, Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

2008  3er Salón de Invierno de la UNEAC. Galería Sede Provincial de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

2007  Salón Memorias. Galería Sede Provincial de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

Salón de Verano. Galería Sede Provincial de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

2002  Salón Nacional de Dibujo. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

2000  IV Salón de A. Plásticas “Varadero Internacional”, Galería Hotel Internacional, Varadero, Matanzas. Cuba.

II Salón Internacional de Arte Correo. Casco histórico, antigua Casa Amarilla, La Victoria, Edo. Aragua y Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Central de Venezuela.

1999  Salón Nacional de la AHS. Centro Provincial de las Artes Visuales. Matanzas. Cuba.

Salón Nacional de Pequeño Formato. Sala Alternativa, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1995  1er Salón de Arte Cubano Contemporáneo. Museo Nacional Palacio de Bellas Artes, Habana. Cuba.

1994  Salón de Paisaje Proyecto Bacardí. Galería Oriente, Santiago de Cuba. Cuba.

1992  Salón Territorial V Centenario, Centro Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1990  V Salón Provincial de Artes Plásticas, Museo Provincial La Periquera, Holguín. Cuba.

VI Salón Premio de la Ciudad. Museo La Periquera, Holguín. Cuba.

1987  Salón Premio de la Ciudad, Sala Moncada, Holguín

Plástica de Holguín, Casa del Joven Creador, Habana.

Salón de Graduados, Escuela Profesional de Artes Plásticas, Holguín.

1984  Primer Salón Provincial de Artes Plásticas, Sala Moncada, Holguín.

1983  Salón Nacional de Artes Plásticas de alumnos de Escuelas de Arte. Museo Nacional Palacio de Bellas Artes. Habana.

Bienal

2016  Bienal das Artes. Sesc, Brasilia, DF, Brasil.

Colecciones

Posee obras en colecciones públicas y privadas tanto en Cuba como en Estados Unidos,  México, Colombia, Ecuador, Venezuela, Chile, Brasil, Argentina, España, Francia, Alemania,  Italia, Holanda, República Dominicana, Inglaterra, Rusia, Angola entre otros países.

Premios y Menciones

2016  Mención honorífica. Bienal das Artes. Sesc. Brasilia, DF, Brasil.

2007  Primer Premio Salón Memorias de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

Primer Premio Salón de Verano de la UNEAC, Matanzas. Cuba.

1999  Premio Salón Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

Premio UNEAC Salón Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1996  Primer Premio. Salón de Paisaje “Leopoldo Romañach”, Varadero, Matanzas. Cuba.

1995  Mención IV Salón Provincial de Artes Plásticas “Roberto Diago”, Matanzas. Cuba.

1992  Premio VII Salón Provincial de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1985  Premio Salón La Literatura en la Plástica. Escuela Profesional de Artes Plásticas, Holguín. Cuba.

1984  Premio y mención. Salón La Literatura en la Plástica. Escuela Profesional de Artes Plásticas Holguín. Cuba.

1983  Premio de Grabado. Salón Nacional de Artes Plásticas de alumnos de Escuelas de Arte. Habana. Cuba.

Leer más

Análisis crítico de su Obra

PUENTE SOBRE AGUAS TURBULENTAS.

London bridge is falling down, falling down…El tiempo, la lluvia, las ruedas que marcan el peso de los vehículos, más la ley de gravedad…Todos los estimulantes de la pintura son igualmente válidos. Ningún tema es árido. La pintura resulta siempre más fuerte cuando aparece como un hecho o como algo inevitable, en oposición a todo lo que sea un recuerdo o un arreglo (R. Rauschenberg, 1960).

En actitud postmoderna, partiendo de las convenciones formales y los presupuestos del Pop-Art, Lobaina trata de digerir y hacernos digerir el contexto visual: kitsch, consignas, proclamas, emblemas, imaginería popular (decorativa y político-ideológica). Nos descubre y reorganiza formalmente, en juegos retóricos, la trascendencia de lo que él llama una especie de folklor urbano o citadino. El arte pop comporta significaciones del momento inmediato llamadas a desaparecer -un género de cosas así es siempre efímero- y el arte pop saca partido de estas significaciones que se piensa que no han de durar para distraer al espectador del verdadero contenido formal de la obra (R. Lichtenstein, 1963).

En la revista británica ”The Ilustrated London News” (26 de junio de 1969), cuando celebrábamos el XVI Aniversario del ataque al Moncada, un cronista reseñaba la primera exposición del Pop-Art en Inglaterra en la Hayward Gallery, y definía que los pop británicos asumían la cotidianeidad más como ayuda a su diálogo interno sobre qué era el arte, los problemas de la forma y el color a diferencia de los norteamericanos que asumían de modo directo la imaginería efímera y permanente de lo que constituye el entorno urbano (urban environment). El mismo cronista fundamentaba la diferencia en el hecho de que los británicos estaban menos sometidos al bombardeo de la propaganda. Lobaina no se ha afiliado a una u otra definición.

Ha utilizado fundamentalmente la iconografía del pop norteamericano. Por el nivel de retorización y manipulación se inscribiría mejor en la tendencia británica. Es el artista quien de verdad da a la luz su obra. Y si es fuerte, son sus ideas las que él intenta por todos los medios expresar (J. Dine, 1963).

El arte pop es una vuelta al compromiso en el mundo actual (R. Indiana, 1963).

Lobaina nos propone su asimilación del contexto inmediato y por tanto, su visión. No es simple ensamblaje de sus problemas con recursos legitimados por la historia del arte. El resultado de este manejo (retórico, morfológico y formal) no es la creación de símbolos, sino de metáforas asociativas que se revierten en conceptualizaciones ideológicas. Las referencias concretas, la seriación, el promover el absurdo y el extrañamiento son el soporte del discurso de este artista. El mundo se sitúa en el exterior. Allí es donde el mundo se encuentra. El arte pop se orienta hacia el mundo (R. Lichtenstein, 1963).Una obra pictórica tiene sentido únicamente mientras que el comienzo y el fin coexistan en el interior de los cuatro lados del lienzo.

Un cuadro está terminado cuando se basta a sí mismo (A. Jones, 1963). Alexander confiesa que trata de remover las expectativas del receptor. Just as in the anatomy of man every nation must have ist hind part (Indiana, 1965). Y el mundo. Y Alexander pinta sus obsesiones: su líder, su ciudad, la propaganda en que ha crecido y siguen pasando sus horas y el mal gusto de todos. Su arte está en sus cuadros y el está en el exterior. Incluso llegará la ocasión en que alguien dará una interpretación de la obra que cambiará la significación que tenía para su creador. La obra no es ya una intención, sino un objeto tal y como es visto por el artista y la respuesta que le da cualquiera que la contemple (J. Johns).

Ramón Legón Pino, Crítico de arte

(Palabras al catálogo, exposición Fervor de Cuba, CPAP, Holguín, 1993).

 

EL ARTE DE GUARDAR DISTANCIA, O LA ESTRATEGIA DE LA CAUTELA

El relato ideológico de las promociones artísticas de los años ochenta en Cuba, estuvo marcado por una voluntad trascendentalista que en alguna medida respondía al diseño autoritario del mundo político desde un discurso no menos totalitario, que en su proyecto redentor jugaba a ratos con armas muy parecidas a la retórica de la diana. Luego vino el cinismo transfigurador, la modelación tropológica que mediante el extrañamiento elíptico, entretiene y manipula de modo más sutil.

La opción de Alexander Lobaina es, sin embargo, otra. En él la deconstrucción de los sofismas políticos aparece muy lejos de pretender una repostulación desocializadora y nuevamente interesada en la precisión de lo paradigmático. La estrategia de Alexander pareciera una revisión crítica de las neoutopías de las emancipaciones virtuales del discurso opositor, pues en la medida que resignifica la emblemática, aventurando asociaciones que revelan intencionadas manipulaciones de la historia, de hecho designifica todo un aparato legitimador que es finalmente mostrado en todo lo que tiene de hueco, de resonante, de subterfugio, de espejismo.

La insoportable levedad de su ironía, acaso desnuda el mecanismo axiológico, internamente común, de todas las retóricas parecidas, mejor o peor articuladas en su esbozo de lo cierto. En particular su obra desactiva aquel maridaje simplista del arte y la política que embriagó a los sesenta de un triunfalismo porverinista, y el hecho de que lo haga desde una revisitación del pop, dispara precisamente el sentido deconstructor del decenio prodigioso de los grandes relatos.

Con él se prolonga el desvelo por las simbolizaciones ideológicas tan pródigas en los ochenta, pero a través de una desazón que al hacernos conscientes del vacío, de la nada frustrante y confortante, confirma la madurez y nos incita a descreer de los ardides tejidos con alto verbo. Y no es que nos vuelva definitivamente escépticos, sino que nos contagia de su espesura, de su perspicacia y, en definitiva, de su eterna duda, que es hasta hoy la única manera de acceder al conocimiento. Un poco por aquello de pienso, luego creo y por eso pinto. Si no, de muy poco vale existir, o sea, vegetar.

Él es un desfacedor de virtualidades engañosas. Nosotros, a lo sumo, un par de cómplices sedientos de la cautela que conduce a la certeza.

Rufo Caballero

Crítico de arte

(Palabras al catálogo, exposición Eros, Thanatos y la Filantropía. Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, Ciudad de la Habana).

 

Desde el surrealismo a nuestros días, todo encuentro insólito o que parece serlo, produce un significado distinto. La actitud combinatoria extiende, en el arte, los códigos implícitos en los productos y tendencias de la expresión que han sido integrados. Y cuando la suma en cuestión enhebra tiempos diversos y penetra en dos o tres campos de sentido, entonces los resultados pueden abrirse – como en abanico – y colocarnos delante un conjunto aparentemente inconexo de lenguajes, ideas y principios.

Alexander Lobaina asume, en la imagen y no con las ya convencionales mezclas de materia y género, una posición combinatoria definida. El cartel, de tan marcada presencia en lo mejor de la cultura visual de los sesenta, y con larga historia de clamor y entropía en nuestra vida social, deviene en su hacer terreno de combinaciones que resucitan la iconografía pop, y convierten sus visiones en claves para una serie de composiciones – carteles “ descartelizados” – que enlazan varios complejos sígnicos: la publicidad comercial, la ilustración de comics y revistas, los modos indirectos de la comunicación no – verbal, los sistemas metafóricos y los símbolos de la existencia política.

Sus operaciones a base de imágenes arrancadas a la historia del arte, de referencias figurales al poder y la “ supravoluntad histórica”, de evocaciones del carácter equívoco que no pocas veces ha modificado la vigencia de Martí, nos permiten un tipo de recepción de lo artístico que trascienda evidencias, penetre en los encuentros discursivos, y acepte el acto mismo de censura – tan viejo como la imaginación creadora – en calidad de acicate para el ejercicio de la simulación y la politextualidad. Se trata, en su caso, de un artista que reúne varios relatos en una línea discontinua, pero constante, donde el humor y la información, la parábola y el “juego probabilístico con la serie”, instauran un espacio de certeza sobre el “reino de las ambivalencias”.

Manuel López Oliva

Artista plástico y crítico de arte

(Palabras al catálogo, exposición Eros, Thanatos y la Filantropía. Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, Ciudad de la Habana).

 

LLOVER SOBRE LOBAINA

Esta exposición no puede escapar de la garra de Alexander Lobaina. Su discurso (único y consecutivo) jerarquiza desde su sitio fijo. Incambiablemente cambiable. Es el paisaje congelado quien dicta.  Ahora las relaciones de fuerza expanden sus visualidades a los signos del sexo.

Su discurso se ha concentrado básicamente en un estudio de la utopía y su gama de significantes, haciendo énfasis en el uso y apropiación de símbolos de la cotidianeidad universal y local que agreden la concentración del pensamiento humano.

Su figuración (simplificadas figuraciones que nos persiguen en el mundo y por doquier) es órgano de órganos que incide en la organización – desorganización que el hombre se ha impuesto.

Alexander siempre compartimenta y enuncia. Pero aquí el valor de la historieta se transgrede, se rompe conscientemente la continuidad por la fuerza que hay en la suma de todos los compartimentos (textos, imágenes todas, simbologías del color, etc.). Su mosaico más que aglutinar descompone: anuncia el aquelarre. Pero también se apropia de un choteo pensante y agudo.

Lo gráfico, extraído del mundo exterior se tamiza en la tela de las ironías, se simplifica en su complejidad, adquiere una otredad de lo subliminal, se vuelve verso dicho y sangrado y razonado.

Hay en su arte una metáfora fabricada no sobre las imprecisiones del collage, sino sobre la meditada reunificación sígnica de textos e imágenes, y la múltiple expresión que estos dos elementos únicos e infinitos ejercen entre sí y sobre cada espectador.

Cada obra de esta muestra es en sí misma una conclusión; la muestra en su totalidad, todo lo contrario: una apertura a las multiplicaciones.

Rolando Estévez

Artista plástico y crítico de arte

(Palabras al catálogo, exposición Tema del Traidor y el Héroe, Galería Pedro Esquerrè, C.P.A.V. Matanzas)

 

La obra de Alexander Lobaina se sostiene en una visualidad afín al sistema propagandístico y de divulgación, deudores tanto del pop-art como del conceptualismo.

Lo pop se asume como utilización de colores brillantes, en su caso con la resignificación del verde y el rojo como contraste –sentido también presente en el discurso-, como contraste diferenciado pero no excluyente, y la aprehensión del diseño de divulgación de la gráfica. Lo conceptual por su parte supone la presencia del texto como universo semántico que propone referentes citacionales con los que estructura su discurso.

La aparente visualidad homogénea constituye per se una ironía a la estrategia de los sistemas estructurales, que versa y cuestiona la banalidad de estos medios de difusión; a la vez se inviste de este sentido como subterfugio de un discurso ochentista en esencia, que le propicia la connotación de la diferencia tras la apariencia de la seriación.

Esta diferencia o innovación, como dijera Humberto Eco, va a estar dada en el accionar de ciertos resortes semánticos presentes en el significante. La contraposición de elementos que hacen referencia a diferentes culturas (contrarias por naturaleza) conforman un metatexto que sugiere la presencia -inquietante- del prototexto, significación recontextualizada en el espacio bidimensional de sus telas y propone la búsqueda intertextual, a saber, la subversión del símbolo.

Lobaina se apropia de todo el sistema específicamente grafico de la propaganda y el consumo de lo seudocultural y lo eminentemente kitsch, para contraponer y yuxtaponer estos productos como visualidad de conflictos sociales también culturales.

Lo lúdico se asume desde la estrategia estructural de su discurso configurando un universo en el que cuestiona y parodia los sistemas de difusión en un placer hedonista e intelectivo que no solo promueve lo citacional. El juego de hacer confabular y converger elementos conflictivos trasviste su obra de una

paranoia que intensifica el sentido de lo efectista como mecanismo de manipulación de un espectador medio.

Helga Montalbán

Curadora y Crítico de Arte

(Palabras al catálogo, exposición CONSTRUYENDO LA UTOPIA DEL HEROE COTIDIANO, Centro Provincial de las Artes Visuales, Holguín, 2003).

 

En esta ocasión, Alexander Lobaina presenta un conjunto pictórico que pretende entablar un diálogo inteligente con espectadores activos. Bajo la premisa de provocar y seducir al público mediante símbolos y textos que imbrican la realidad cubana y la historia del arte, el artista mezcla conceptos actuales como posverdad y poscriticismo con elementos tradicionales de la cultura precolombina mexicana. Aunque cada obra posee su propio discurso, éstas se armonizan en una sola voz, bajo la uniformidad del color verde.

Hard edge, Pop art americano y psicodelia, así como también otros elementos de la contracultura, forman parte de la amalgama de referencias que suponen, a su vez, múltiples lecturas. Estos carteles “descartelizados“ (definición dada por el artista y crítico de arte Manuel López Oliva a su trabajo) se caracterizan por la planimetría e intensidad del color, con la intensión marcada de captar la atención del público. Los textos en español e inglés, en ocasiones complementan y apoyan la imagen, en otras, crean una especie de contrapunteo que conllevan a la entropía, no siéndole nunca ajena en cada caso la ironía.

Más allá del hedonismo subyacente, la muestra pretende estimula el pensamiento.

Diana Rosales Pla.

Periodista y crítico de arte

(Palabras a la exposición Tamales, Fresas y Tequila Reposado. Centro Provincial de las Artes Visuales,

Matanzas, Cuba, abril-mayo de 2017)

 

La distinción de Beuys, del traidor y del héroe.

Este fragmento de las zonas discursivas que presentamos es un recodo espinoso, pues las obras que reseñamos a continuación comprenden una compleja madeja de referentes, inflexiones y conexiones.

En el afán de velar sus propios argumentos a la censura, establecen juegos sutiles que desafían la comprensión inmediata.

A pesar que muchos artistas tocan el tema del poder en sus obras desde diferentes posiciones e intereses, los artistas que referimos en este segmento tienen como principal vocación hacerlo centro de su concepción artística para el sistema de las ideas. Debemos enfatizar además el hecho de que en estas creaciones existe una connotación visual de fuertes indicaciones sexuales, comprensibles en una sociedad falocéntrica donde el poder de ejecución está íntimamente ligado a las estructuras ideológicas de dominación.

Cabe señalar además que los productores de esta poética mantienen activo un aparato teórico y artístico del que se nutren constantemente. Sus obras inciden desde un cosmos filosófico que les permite identificar síntomas, calados verticalmente para todas las estructuras y sistemas del campo social, en la continuidad de una mirada pendiente a los comportamientos y estrategias que fungen sobre este.

En fin, inserto en este espacio discursivo tenemos la obra de Alexander Lobaina, quien desde el año 1987 expone con regularidad en varios circuitos del país. Enfoquémonos con cautela en separar y levantar una a una las capas de su denso andamiaje tropológico.

Aunque su producción plástica tiene un punto importante en los 90’, referido en aquel momento por Rufo Caballero como “un desfacedor de virtualidades engañosas”1 apelando a los recursos visuales que efectuaba para la deconstrucción de los sofismas políticos; la obra de Alexander Lobaina pasa muchas veces incomprendida por el cúmulo de líneas radiales de interpretación que supone.

Sus recursos plásticos le deben a una estética pop de amplias relaciones, donde confluyen las yuxtaposiciones de planos de este lenguaje con una línea que adopta por etapas los sentidos conceptuales del hardcore. El uso de los colores brillantes dispuestos en planos, en los que se reiteran el verde y el rojo –efectivos contrastantes que devuelven significaciones a la obra–, así como el uso de los recursos compositivos eminentemente gráficos. La integración del texto, también de impulso gráfico incluido como herramienta del arte conceptual, establece profundas dependencias con la cultura urbana, a través del kitsch y la propaganda social en curso. Son todos constantes en la ejecución del arduo palimpsesto que supone su obra.

Sobre esto el artista insiste: “Por otra parte, el reduccionismo de las figuras humanas y la apelación a principios del diseño gráfico en la hechura de las piezas resultan un guiño al minimal art, al conceptualismo, al neorrealismo (Frank Stella, Ellsworth Kelly, Bruce Nauman…hasta Yves Klein), a la vez que una herramienta válida en función de potenciar la idea de la absoluta objetividad”. 2

La estrategia semántica del artista consiste en la revisitación de morfologías emblemáticas recurrentes y la actualización de imágenes activas en el campo social, estableciendo un contrapunteo entre estas y otras venidas de la historia reciente del arte contemporáneo; las cuales adquieren duales implicaciones de significado en el contexto de la obra.

La serie que abre su entrada a los años 2000 es Seducción y poder, en acrílico sobre tela. A esta le sobrevendrán Eros y masificación (2002), Cuban body (2002) y El tema del traidor y el héroe (2002). Estas series serán trabajadas indistintamente hasta finales de la primera década del siglo.

Trabajar todas o una sola de ellas impone la aprehensión de la idea de escuchar y asociar todos los elementos claves de su experiencia vivencial, que lo obsesionan con un rigor infalible. Seducción y poder es una serie trabajada a partir de veladuras, que una sobre otras van organizando una trama urbana que yuxtapone frases y formas que emergen del contexto urbano con su tono agreste. A estas frases urbanas y contextuales, el artista superpone otras venidas de slogans y fraseologías que imbrican el arte conceptual de los años 70 americanos hasta hoy, ambiguos en la posibilidad que presentan como carga ideológica para nuestro contexto incluso. Como sucede con la frase “is in good shape” que aparece una y otra vez en su obra y nos deja entrever las facilidades de acción que esta condición involucra.

Esta serie está discurriendo sobre la hipocresía de ciertas posturas ideológicas y sobre las actitudes duales que se acomodan a las circunstancias para mantener su dominio sobre determinados contextos o sectores sociales, sin comprometerse no más que con las libertades que este acomodo les facilita.

Eros y masificación preconiza estrategias similares, que ahora involucran efectos mucho más marcados. La propia frase es destacada por un fondo rojo, ubicada en una zona fundamental de la composición de la obra, clamando atención. Eros y masificación nos alerta de la paranoia colectiva, de la seducción de las masas, de las fuerzas sociales movidas por persuasiones y promesas. Además, están los signos ambiguos.

En la obra de Lobaina aparece una y otra vez la vaca pop de Andy Warhol (Cow), que en el ambiente urbano que construye el artista se connota de otras significaciones. Junto a frases de la publicidad paupérrima que violenta la calle desde la crisis de los años 90’: “se vende mondongo de vaca” –de vaca y no de puerco: apelando más allá de todas las parábolas y metaforizaciones al canibalismo social–, en una tipografía helvética moderna que invade las vallas de propaganda ideológica de todo el país. Además están las rayas amarillas de impedir el paso, la vaca de Andy con antifaz, la bien delineada funda de la pistola para destacar los mecanismos de control. La torre de electricidad, la diana –puedes ser tú el próximo objetivo–.

Claves para entender la obra de Lobaina es el texto Michel Foucault Vigilar y Castigar, y la obra de Jorge Luis Borges. Cuban body y el Tema del traidor y el héroe son series que le deben a estas dos obras filosóficas y literarias. Además de los elementos relativos a los instrumentos de poder que afianzan las vocaciones-narraciones teóricas, aparecen elementos sexuales que se asocian con la fraseología popular, y que emplazan connotaciones sexistas para el sistema de dominación.

Cuban body es estructurada en función de la ordenación de elementos individuales que componen el todo. Estos son construidos como carteles que le deben a la visualidad venida del constructivismo ruso y del Hard edge, que tiene también referentes en Glexis Novoa y Flavio Garciandía, y a una textualidad que evoca unos límites difusos entre el arte conceptual, la propaganda política y la urbana, venida de frases del imaginario popular. Sobre este contexto construido el artista traza los contornos de dos figuras que se enfrentan como en un duelo del lejano oeste. Uno de ellos con el poder del fuego y el otro con el poder de su comunidad identificado con el penacho de jefe indio. Otro elemento que contribuye a subirle el ritmo cognoscitivo a la obra es la pregunta: How social is your body? Ubicada a uno y otro extremo del espacio bidimensional de la obra, estableciendo un diálogo ambiguo con las teorías artísticas y socioculturales sobre “el cuerpo social” trabajado por Canclini para en su definición de campo social. Por demás, la frase nos increpa y nos señala como espectadores desde el espacio de la obra, advirtiéndonos de no entrar en esta zona de conflicto.

Son diversos, profundos y de disímil naturaleza los elementos que conminan al acceso interpretativo de la obra. Palimpsesto, espacio aturdido o barroco, paranoia de señales o esquizofrenia; las obras de Alexander Lobaina escapan de ser atendidas sin una previa acumulación de conocimientos tanto del contexto vivencial y cotidiano, como de los sistemas culturales y de pensamiento que sobre estos se ciernen.

El Tema del traidor y el héroe viene a confirmar una narración consecutiva, si se quiere, de Cuban body. Si Cuban body nos advertía de la zona de conflicto, El tema… se configura como la resolución de este, pues el artista da por sentado que la historia ya tiene su resultado, y el fin es el cuerpo yacente de la representación de la comunidad, metaforizado en la figura del jefe indio. Estructurada en las mismas matrices que la obra anterior, vuelven a aparecer imágenes que refieren la obra pop de Andy Warhol (Cow y Dick Tracy), recontextualizadas mediante paralelismos de actitudes con personajes temáticos de nuestro medio: “el carnero”, “el chivato”.

Citando a Rufo Caballero: “Con él se prolonga el desvelo por las simbolizaciones ideológicas tan pródigas en los ochenta, pero a través de una desazón que al hacernos conscientes del vacío, de la nada frustrante y confortante, confirma la madurez y nos incita a descreer de los ardides tejidos con alto verbo. Y no es que nos vuelva definitivamente escépticos, sino que nos contagia de su espesura, de su perspicacia y, en definitiva, de su eterna duda, que es hasta hoy la única manera de acceder al conocimiento. Un poco por aquello de pienso, luego creo y por eso pinto. Si no, de muy poco vale existir, o sea, vegetar”.

Helga Montalván

Curadora y Crítico de Arte. Matanzas, Cuba, 2015.

(Tomado del libro inédito Vientos Estacionarios. Las artes visuales en

Matanzas después de la crisis, de Helga Montalván.)

Traducir:

Subscríbete

Te propone un arte diferente

Abre tus puertas

Abre tus puertas