El artista ofrece una dramaturgia visual desde sus creencias.

“Okan choncho ade meji oju olordumare” (Un solo camino, dos coronas a los ojos del dios supremo), resulta una de las últimas piezas del artista Jorge J. Gutierrez Salomón.

Con una dimensión de 4 x 2.60 metros conformará parte de la exhibición que prepara para la Galería la Acacia, La Habana para el año 2019.

En ella se representa toda una historia mediante el empleo de algunos patrones y símbolos correspondientes a la cultura afrocubana en simbiosis con los códigos de las artes plásticas.

Se exhibe una dramaturgia discursiva acompañada por el sincretismo y la ascendencia religiosa del creador como defensor de las tradiciones y creencias traídas de África y mezcladas con la herencia europea de Cuba.

En la pieza se defiende todo un pensamiento creativo con toques e influencias de otros estilos y movimientos dentro de las artes visuales.

Una de las singularidades en esta ocasión resulta la relación figura – fondo, pues lo que podría resultar la base de toda la estructura compositiva se trastoca en elementos figurativos esenciales y viceversa. Todo un juego armónico desde lo psicológico para provocar al espectador.

El hombre, la fe y las convicciones espirituales desempeñan nuevamente el leitmotiv en las obras de este creador. Desde una mirada etnográfica, semiótica y transculturada; el público tendrá ante sí un enfoque particular en cuanto a contenido y forma de una parte del vasto credo cubano.

Algunas de sus piezas se encuentran en la galería de Artecru.

Traducir:

Subscríbete

Te propone un arte diferente

Abre tus puertas

Abre tus puertas